Especialista en Morfopsicología & Eneagrama

La Escuela de AutoGnosis dirigida por Alberto Peña Chavarino junto con el Instituto Corman dirigido por Benoît Corman nos unimos para lanzar un programa pionero en el mundo. El programa Especialista en Morfopsicología y Eneagrama está acreditado doblemente: por la Asociación Internacional de Eneagrama (International Enneagram Association) y por la Société Française de Morphopsychologie, ambas son las asociaciones más reconocidas a nivel mundial.

¿Qué es la morfopsicología?

La Morfopsicología o Psicología Facial es una ciencia moderna que estudia la personalidad a través del análisis de los rasgos faciales.
Tu cara muestra lo más fundamental de tu personalidad: tus capacidades y necesidades mentales, emocionales y físico-viscerales.
Y esto es así por las conexiones nerviosas directas que hay entre el rostro y las diferentes áreas del cerebro.
Ya existen muchos estudios científicos que han demostrado la relación directa entre la forma del rostro con sus procesos psicológicos del individuo.

¿De dónde viene la morfopsicología?

Louis Corman, médico psiquiatra francés, estableció en 1932 las bases de la Morfopsicología como disciplina que estudia las relaciones entre la forma (la morfo) craneofacial, el sistema nervioso y los procesos psicológicos (cognitivos, emocionales y conductuales) del ser humano.

¿Cómo te ayudará este curso?

▶️ Identificar los 9 eneatipos y los 27 subtipos por sus rasgos faciales.
▶️ Saber hacer análisis morfológicos y eneagrámicos a nivel experto.
▶️ Trabajar en tu desarrollo personal con tu eneatipo y temperamento.
▶️ Descubrir cuáles son tus talentos internos y tus virtudes genuinas.
▶️ Adquirir el poder de entender a las personas nada más verles la cara.
▶️ Mejorar tus relaciones entendiendo mejor su forma de ser y de pensar.
▶️ Conocerte profundamente te ayudará a orientar mejor tu vida y tu carrera.

Sobre el Instructor

+36 inscrito
No inscrito
Este curso está actualmente cerrado1500€

Contenido del curso

  • 6 Lecciones
"No puedo enseñar nada a nadie. Solo puedo hacerles pensar."
Sócrates